Facebook Twitter Flickr YouTube RSS
formats

Mujeres empoderadas



Por Elsa Lever M.

En algún lugar dentro de nuestra mente, incluso de nuestro corazón, habita otra versión de nosotras mismas, ¿lo has pensado? Una versión de mujeres más felices, seguras, decididas, maduras, activas, voluntariosas, empáticas, asertivas, triunfadoras, informadas, instruidas, independientes económicamente, líderes… es decir, empoderadas. Las mujeres empoderadas son aquellas que han tomado el mando de su propia vida. ¿Eres así, o te has imaginado así?

Empoderarnos es aumentar nuestro poder y tomar control sobre las decisiones y problemáticas que determinan nuestra vida. Este poder que menciono está directamente relacionado con la categoría de género, con la equidad e igualdad de la mujer y del hombre en cuanto al acceso a los recursos y oportunidades. No se trata de un poder-dominación (estamos hartas de él), sino de un poder-hacer, de un poder-desde dentro. El poder al que me refiero no es dominación, porque ésta sin duda está relacionada con la violencia.

Además te quiero decir que ese poder no tienes que buscarlo por todos lados, simplemente porque ya lo llevas dentro de ti. Sí, así es. Es parte de tu ser, es intrínseco a tu existencia. ¿Por qué rechazarlo, huirle, temerle? ¿Por qué negar que se desea el poder, ese poder de ser quienes queremos ser, ese poder de hacer que nuestro mundo sea diferente, y que esa diferencia signifique avance, evolución, mejoría?

A ese poder podemos llamarle también autoestima. Pero no te vayas con la idea equivocada de ésta. No significa quebrar tu tarjeta de crédito vaciando tiendas de ropa, perfumes y zapatos; ni estar cinco horas en un salón de belleza cada tercer día creyendo que la cantidad de dinero que gastes es la medida de tu autoestima.

La especialista en políticas en género y participación, Joanna Rowlands incorpora al concepto de empoderamiento un modelo a partir de las dinámicas de poder de género. Ella habilita las cuatro clases de poder de Lukes: poder sobre, que es la habilidad para que una persona o un grupo haga algo en contra de sus deseos, esta es la concepción negativa donde alguien gana y otro pierde. El segundo es un poder para, que es el poder implementado para estimular las actividades de otros; poder con, que es un poder sumatorio de poderes individuales; y poder desde dentro, que es aquel que está en cada persona.

A partir de los argumentos anteriores ella deduce que el empoderamiento puede ser modificado en tres dimensiones: la dimensión personal, que consiste en desarrollar el sentido del ser, la confianza y las capacidades individuales; la dimensión de las relaciones cercanas, para desarrollar la habilidad para negociar e influenciar la naturaleza de las relaciones del ámbito cotidiano; y, por último, la dimensión colectiva, donde se trabaja en conjunto con otras y otros para lograr un mayor impacto y cambios significativos.

El empoderamiento de este modo -dice- tiene que ser más que la simple apertura al acceso para la toma de decisiones, pues debe incluir también procesos que permitan a las mujeres -de manera individual o en grupo- tener la capacidad de percibirse a sí mismas como aptas para ocupar los espacios de toma de decisiones y de usar dichos espacios de manera efectiva. Por eso no le temas al poder, al proceso de empoderarte; de apoderarte, apropiarte de ti misma y tu vida. Sé una mujer con voluntad. La voluntad es el poder de decir ”yo quiero”, “yo decido”.

Tienes que fortalecer tus dimensiones de las relaciones cercanas para poder además llegar a la dimensión colectiva, necesaria en la conquista de nuestros derechos; incrementar la propia autoconfianza en la vida e influir en la dirección del cambio. Cuando te empoderes, cuando cada una lo logre, podremos crear poderes no dominantes a través de la transformación de las relaciones sociales. Pero sin duda, tienes que comenzar por trabajar en tu dimensión personal, en la confianza y tus capacidades individuales; en tu autosuficiencia económica, en tu crecimiento intelectual; en tu poder intrínseco de ser y hacer… ¡Empodérate!

Léelo también en:
* Revista Maya
* 39ymás

9 Responses

  1. 15/10/08
    Elsa,
    Me ha gustado mucho lo que has escrito y coincido absolutamente con ello. No necesitamos el poder “absoluto” sobre los demás; se trata de empoderarnos para ejercer nuestro poder sobre NUESTRAS vidas y construir cada día como queremos vivir. Ese es el reto.

  2. 01/11/08

    Simplemente deberíamos ser todos iguales, y es una tristeza que aún sea necesario teorizar de este modo sobre este tema. Está claro que las mujeres también somos personas y deberían tratarnos como a iguales, cosa que en algunos países como el mío está conseguido en casi todo (excepto en el ámbito sexual), pero que en otros no tan lejanos como por ejemplo Chile, por no mencionar todo el mundo musulmán, está a años-luz de ser logrado. Es una pena que aún estemos así. Mis felicitaciones por el blog :) Un saludo!

  3. HZ

    09/11/08

    Hola:
    Me gustó mucho este artículo. Lo voy a enviar a mi esposa y a mis amigas. Te agradezco el esfuerzo por colocar temas inteligentes en la Red. También te invito a mi blog: elsaltodeltigre.blogspot.com
    ¡Saludos!

    Héctor Zetina

  4. liliana

    08/01/09

    HOLA AMIGA Y HERMANA LEVER:

    TE FELICITO POR TÚ PÁGINA, POR LOS ARTÍCULOS QUE ESCRIBES Y POR QUE ME DOY CUENTA, DE QUE LO QUE APLICAS A TU VIDA LO COMPARTES CON NOSOTRAS TUS LECTORAS Y AMIGAS; DESDE QUE TE CONOZCO TÚ HAZ SIDO UNA MUJER EMPODERANTE, Y EN LO PARTICULAR UN EJEMPLO DE FORTALEZA Y AUTOSUFICIENCIA.
    ME SIENTO MUY ORGULLOSA DE SER TU AMIGA.
    ¡FELICIDADES!

    MAESTRA. LILIANA SALAZAR BAUTISTA.

  5. visionaria

    07/02/09

    Elsa, me encantó leer su columna ya que me permite evaluar lo que hago con las organizaciones de mujeres con la cual trabajo, considero de suma importancia que las mujeres nos empoderemos para creer en lo que hacemos y así poder impactar en el trabajo social que realizamos y ser multiplicadoras para el empoderamiento de otras mujeres.

  6. anonimo

    11/03/09

    Muchas gracias por sus escritos. Hoy descubro su pagina y me encanta. Esperemos que mujeres y hombres comprendan que la unica forma del poder no es la de dominar a otro u otra. MIL GRACIAS

  7. 28/05/09

    Gracias Elsa por este artículo, soy estudiante de ciencias de la educación, tengo 33 años y cuatro niños, y me resulta muy dificil muchas veces sostener la fuerza, pues muchas mujeres que estamos dispuestas a luchar, nos encontramos con la realidad de que nuestros propios maridos nos intentan manipular en nuestras libertades.Encontré este artículo y me resultó de mucha ayuda, para este momento tan doloroso en el que uno debe revelarse en su propio hogar contra los prejuicios y el sometimiento patriarcal. juntas es mas fácil!!

  8. 29/11/09

    Mujeres CONSCIENTES, es el camino.

    Gracias por construirlo

Home Artículos e irreflexiones Mujeres empoderadas
credit
© Ovario Fuerte. Página personal de Elsa Lever M.